Bienvenido a EZAbogados

Le agradezco su interés por nuestro despacho, especializado en DERECHO DE FAMILIA.

El despacho está situado en Sant Cugat del Vallès, una población muy cercana a Barcelona, que cuenta con una importante cifra de población extranjera. En este sentido, nos complace poder atender a nuestros clientes en varios idiomas: por supuesto, en castellano y catalán, pero también en francés o inglés, e incluso en euskera.

El Derecho de Familia es una rama del Derecho que abarca multitud de aspectos relacionados con la crisis matrimonial: tanto aspectos personales, entre cónyuges o miembros de la pareja, entre padres e hijos, entre abuelos y nietos…, como aspectos patrimoniales: régimen económico matrimonial, pensiones de alimentos, pensiones compensatorias…
El profesional que se dedica a esta rama del Derecho tiene una enorme responsabilidad y debe ser consciente de ello. Para abarcar con solvencia toda la extensa problemática que conlleva la crisis familiar hay que mantenerse al día de las últimas novedades legislativas y jurisprudenciales y tener en el trabajo unas importantes dotes de percepción y empatía hacia el problema del cliente.

Por eso, para Ezabogados la especialización es un activo, una condición para ofrecer un servicio con plenas garantías de profesionalidad, que combinamos con atención personalizada y exclusiva para cada cliente.

El tipo de trabajo o servicio prestado puede ir desde la información general sobre las diversas posibilidades de abordar legalmente una disolución matrimonial, hasta la realización de una separación o un divorcio, una modificación de medidas del Convenio regulador cuando han variado las circunstancias en las que se realizó (modificación de la pensión o del régimen de visitas, por ejemplo), una ejecución de sentencia cuando hay problemas de impago de pensiones o de aplicación del derecho de visitas de los hijos, etc.

Competencia basada en el compromiso

En EZAbogados nos esforzamos por tratar al cliente como alguien para quien su problema, al margen de su sencillez o complejidad jurídica, es un asunto trascendente. Valoramos especialmente la calidad y la seriedad del trabajo, sí, pero sin perder de vista el compromiso total con el cliente y el problema que le trae a nosotros.
Por ello, cada consulta se trata como un caso singular en el que prima el estudio detallado de las particularidades del mismo para poder ofrecer la solución más justa y menos costosa para el cliente.
Nuestro principal interés es resolver lo mejor posible el problema de cada uno de nuestros clientes.